Confié en ti-Relato corto

Os dejo con un relato corto que forma parte del concurso semanal de la editorial cuatro hojas. Podéis ver los relatos del resto de participantes aquí. 

Te vi; me derretí. Allí vi cómo descansabas tranquilamente sobre el escaparate, vi cómo tu despampanante luz iluminaba todo el lugar, vi cómo eras dueño de todas las miradas de tu alrededor…hasta que sucedió el momento que ansiaba con toda mi alma: nos miramos, conectamos al instante. Apenas fueron unos segundos, pero para mí fue suficiente: tenías que ser mío. Y así fue ¡Todavía no me lo creo!

Como si de una bella fotografía se tratase, recuerdo con todo lujo de detalles lo que sucedió después. Me acerqué, te volví a mirar y tú, sin oponer resistencia, caíste en mis brazos. Nos enamoramos. Fue un momento en el que la electricidad recorría cada parte de nuestro cuerpo. Lo noté. Lo sé porque tu cuerpo vibraba, porque estabas nervioso y no sabías cómo actuar; pero yo te tranquilicé, te acaricié suavemente. Y tú volviste a mirarme, te calmaste y me acompañaste hasta mi hogar. Un hogar que también sería tuyo a partir de ese momento.

Juntos. Mi casa se convirtió en un nido de amor en el que bailábamos tus canciones favoritas, hablábamos de todos los temas que me interesaban, comíamos sin apreciar lo que pasaba en nuestro alrededor y, sobre todo, disfrutábamos. Disfrutábamos de cada segundo juntos desde que el sol nos saludaba por las mañanas hasta que nos abandonaba bien entrada la noche. Cada día, juntos.

¡Cómo podía resistirme a tus encantos! Tu paciencia hacía que vivir contigo fuera una constante inyección de alegría, tu constante escucha me hacía sentir arropada cuando realmente lo necesitaba, tu continua ayuda hacía que nunca estuviera perdida contigo, ya que siempre tenías la solución idónea; siempre, en el momento justo. Pero tu cuerpo…Tu cuerpo es lo que más echo de menos sin duda. Mi nostalgia se vuelve una carga insoportable cada vez que me acuerdo cómo me rozaba tu cuerpo perfecto, que me acompañaba a cada instante para aliviar mi soledad, para darme placer, para darme consuelo.

Y es que éramos pura armonía, éramos los complementos perfectos. Tú me dabas la tranquilidad, yo te daba la energía. Tú me dabas la inteligencia, yo te daba la locura. Tú me dabas la paciencia, yo te daba el impulso. Y mientras tanto, el amor y confianza fluía a raudales. Y mientras tanto, yo no podía evitarlo: imaginaba.

Imaginaba un futuro en el que los dos envejeciéramos juntos. Un futuro en el que, pese a que tuviéramos problemas, yo cuidaría de ti sin dudarlo y tú harías lo mismo conmigo como siempre lo hacías; con tu sonrisa, con tu amabilidad característica. Eras mi primer amor, pero, para mí eras el definitivo. Pero no fue así. Todavía no sé cómo pasó

Yo dependía de ti, confiaba en ti, creía que tu amor sería infinito. Tan sólo fueron dos años juntos. Dos años que marcaron mi vida para siempre porque por fin tenía lo que siempre había deseado. Dos años en los que mi adicción por ti fue incontrolable porque podía disfrutar de ti cada minuto, porque podía explorar todo el universo que me ocultabas bajo tu cuerpo. Y de repente un día te apagaste, te fuiste; tu electricidad se desvaneció. Y yo te llevé a todos los sitios posibles para que te ayudasen, pagué mucho dinero por ti, hice todo lo que estaba en mi mano…hasta que me dijeron que ya nada era posible, que para la obsolescencia programada no había solución alguna. Y así tuve que afrontar mi nuevo amargo destino sin ti…

Ahora debo cubrir tu pérdida con otro móvil y confiar en él… ¡Cómo si fuera tan fácil!

Si quieres seguir disfrutando de relatos cortos como este, no olvides en compartirlo con tus amigos y conocidos, y suscribirte a este blog. Te espero muy pronto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Un sitio web WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto: